sábado, 6 de octubre de 2007

Los repartidores de prensa tendrán unas viñetas para poder aparcar junto a los quiocos aunque esté prohibido

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -
Los repartidores de prensa de Madrid contarán con unas viñetas para colocar en sus vehículos y poder aparcar junto a los quioscos, aunque esté prohibido o sea 'zona azul', sin que los agentes de movilidad puedan decirles nada.
Éste es uno de los acuerdos alcanzados entre el Ayuntamiento de la capital y la Asociación de Vendedores de Prensa de Madrid, anuncio que coincide con la celebración del Día del Vendedor Profesional de Prensa, hoy.
Precisamente por este motivo, varios representantes de la Asociación se encontraron esta misma mañana con Ruiz-Gallardón para llevarle, como antaño, la prensa personalmente. El alcalde, por su parte, les correspondió regalándoles un libro sobre la ciudad.
En esta reunión los quiosqueros le trasladaron al alcalde sus preocupaciones con respecto a las dificultades económicas que atraviesan por la prensa gratuita y el internet, y el alcalde les mencionó que, desde el día 1, ya se están entregando estas viñetas, que facilitarán las labores de reparto de la prensa.
Con este permiso, los repartidores tendrán permiso para parar en las vías donde está previsto el estacionamiento, donde suelen estar ubicados los quioscos. Hasta ahora podían hacerlo sólo cuando no existía ningún otro lugar habilitado a tal efecto y sólo por el periodo imprescindible para efectuar las labores de reparto.
A partir de ahora, y siempre que se cuente con la correspondiente viñeta de vinilo en la parte trasera del vehículo, se podrá aparcar hasta las 10.00 horas en cualquier lugar prohibido cercano a los quioscos. El horario podrá sobrepasarse en los casos de reparto de prensa semanal y siempre por el tiempo imprescindible