jueves, 18 de octubre de 2007

El sindrome "cierre de kioskos" nos afecta a todos

¿Crisis en Alicante?
M.ª VEGA 18.10.2007
Hace meses que he observado que da pena salir por las calles de Alicante.
Entre el mal tiempo, que ha provocado un menor turismo, y la cantidad de pintadas aludiendo a nombres o a gamberradas, he visto un deterioro que quiero dejar patente en estas líneas.
Ayer por la noche pude darme cuenta de que un edificio como el de Iberdrola se cierra, también dos quioscos al lado.
Después, volviendo a casa, el mismo panorama: un hermoso centro de día para ancianos que se ha cerrado, una academia de modelos que se ha trasladado y muchos comercios en la plaza cerrados o que han cambiado muchas veces de tipo de negocio en pocos años.
La imagen de Alicante se está deteriorando a pasos agigantados.
Si una persona de otro país viera la cantidad de pintadas, la falta de tiendas abiertas a ciertas horas, la mala atención de muchos servicios públicos o los problemas que tienen los empresarios para abrir un comercio aquí, se lo pensaría antes de venir de turismo a la ciudad.