sábado, 2 de enero de 2010

Mal empezamos 2010 (2º)

Conviene refrescar algunas cosas del año pasado 2009, desde que allá por la primavera se supiese ya que los americanos y la administración Obama no van a “rescatar” la prensa como “rescataron” la banca. La fuerza de su aparato constitucional impide al gobierno quedarse con ese control, al igual que ocurre con las televisiones.
Por cierto, todas estas cuestiones ya nada tienen que ver con el estúpido esquema “derecha-izquierda” que opera aún en España sobre algunas mentes desinformadas.
José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolás Sarkozy, más intervencionistas, más europeos, más en la tradición soviética y nazi, ya empezaron por algo más importante para ellos, que es con lo que se gana las elecciones, las televisiones.
Este fin de año resultaba insoportable la propaganda en La Uno, de su nueva etapa sin publicidad, como si fuese un triunfo propio, y no un “plan de rescate” de los amigos de Zapatero en las televisiones privadas, una vez vendida la Cuatro al dueño de Italia.
Aquí tenemos un repaso del estado de la cuestión a lo largo del año pasado, de más reciente a más antiguo:
Los editores de prensa venden como un triunfo de Rupert Murdoch un sistema de control de acceso a noticias de pago, que Google News ya utiliza hace tiempo
Los editores españoles ponen su confianza en Antonio Fernández-Galiano para el plan de rescate de la prensa, mientras se hunde el plan Murdoch para los medios digitales
El Financial Times revela una alianza de Rupert Murdoch con el buscador Bing, de Microsoft, en su guerra contra Google
Los amigos de Zapatero tienen grandes fortunas detrás que sostienen sus ruinosos negocios de comunicación
El gobierno de los Estados Unidos aclara que no va a haber plan de rescate financiero para la prensa, a cuenta de la crisis del Boston Globe
La crisis del San Francisco Chronicle, y la pretensión de forzar el pago de las noticias en Internet
Sarkozy y Zapatero abren la guerra entre gobiernos y operadoras de Internet, por el control del audiovisual no lineal
Las cuentas del plagio de la financión de la televisión pública francesa por el gobierno de Zapatero no encajan
Y todo esto hay que situarlo en el contexto de los profundos cambios que está experimentando el capitalismo, para dar paso al nuevo modelo de capitalismo de estado, inaugurado por George W. Bush con su primer plan de rescate, que cada vez irá asimilando de manera más visible el modelo asiático de sociedad, donde la reconversión del comunismo al capitalismo encontró menos resistencias de las que durante años encontró la transformación del propio capitalismo en EEUU y en Europa.
Ahora, los gobiernos ya son dueños de casi todo, y en terrenos como el de la comunicación, en Europa, de todo. Eso sí, en los próximos meses van a ir quebrando, cerrando y reconvirtiendo cada vez más periódicos, y no creo que sobrevivan muchos.Se hará un listado de periódicos estratégicos para el estado y las regiones, que sobrevivirán como empresas públicas puras y duras.
Unedisa se ha situado en una posición envidiable, con Antonio Ferández-Galiano al frente, al tomar el control de la negociación en este momento, con el liderazgo total en Internet y a un paso del liderazgo en papel. En televisión no parece que hayan sabido situarse, pero ahí, como con el tiempo, quedarán solamente las públicas.
El que paga manda. Por eso va a cobrar mucha relevancia a partir de ahora la estrategia que unos y otros adopten para el control de Internet, ante el evidente fracaso del barullo que organizó Rupert Murdoch con la pretensión de cobrar las noticias, una pretensión que pierde mucho fuelle, más allá de su imposibilidad, cuando encima todos vamos a pagar el rescate de la ruina de esas empresas.
Es de suponer que la inviabilidad de la prensa regional, visible en sus dimensiones en Internet, hará que las quiebras se produzcan especialmente en ese modelo de negocio que carece de masa crítica y dimensión suficiente.