domingo, 17 de enero de 2010

La cultura del kiosko y la figura del kioskero se estan perdiendo


Manuel Sánchez es un comercial que trabaja para una conocida marca de golosinas y suministra tanto a los quioscos como a distintos establecimientos de toda la provincia. Como explica, «en El Ejido sólo se reparte en estos dos quioscos mientras que en Roquetas de Mar hay muchos más, pero en general en toda la provincia de Almería se está perdiendo esa tradición desde hace casi 10 años».
Para este comercial, la desaparición futura de este tipo de negocios cada vez se hace más patente. Según expresa, «esa cultura del quiosco y la figura del quiosquero se está perdiendo con el paso del tiempo y especialmente en El Ejido es que no quedan». Para Sánchez, la aparición de comercios especializados y la poca rentabilidad que les aporta la prensa a este tipo de vendedores son otras de las razones que inevitablemente les podrían llevar a desaparecer. Además, en la misma línea que los quiosqueros ejidenses, para este comercial el margen de beneficio que obtienen es mínimo. De hecho, como señalaba la quiosquera de la Plaza Cervantes, «si la bolsa de pipas por ejemplo me cuesta 25 céntimos yo a más de 30 no las puedo vender, porque si no, es que no me las compran».
Abaratar los precios por parte de los proveedores sería la solución ideal para comerciantes de este tipo. Y es que aunque por todos es sabido que este tipo de ventas no suelen hacer millonario a nadie, los quiosqueros necesitan de nuevas armas con las que afrontar estos tiempos tan duros y difíciles.
Sin embargo, como ellos mismos manifiestan poco se puede hacer ya por mejorar un estilo de venta que se ha quedado quizás algo desfasado para los tiempos que corren. El tabaco se compra en el estanco o en el bar, el periódico se lee en la cafetería mientras se desayuna o en internet, e incluso las golosinas, propias a ellos, también se pueden obtener prácticamente desde cualquier tipo de comercio. Pero por el momento, los quiosqueros no se rendirán.

http://www.ideal.es/almeria/20100117/el-ejido/proveedores-perciben-desaparicion-progresiva-20100117.html