sábado, 16 de enero de 2010

El 2009 barrió 142 cabeceras de los quioscos de Estados Unidos

La doble crisis que afecta al sector de la prensa impresa dejó en la calle el año pasado a 15.000 periodistas

La caída de la circulación de ejemplares superó el 10% y la publicidad fue un 40% menor que en el 2005

Al menos 142 periódicos han cerrado o clausurado sus ediciones impresas en Estados Unidos durante el 2009. La cifra es gigantesca ya que casi triplica los cierres del 2008, que ya fueron muchos. Los expertos explican que en el sector de la comunicación impresa se han unido dos aspectos que han conducido a esta situación. Por un lado está la peor crisis económica que ha sufrido ese país desde 1930 y que ha afectado en mayor o menor medida a todos los sectores económicos. Pero en el caso de los medios de comunicación el traspié financiero global se ha sumado a otra crisis, esta ya propia del sector y que tiene que ver con un cambio en los hábitos de los lectores y de los anunciantes.
Esas dos crisis que se han mezclado en el caso de los medios de comunicación son muy diferentes. La primera sería una crisis cíclica y habitual en el capitalismo. Pero a la segunda los expertos la denominan crisis secular y no cíclica. Se trata de una fractura de la que saldrá algo nuevo, aún no se sabe qué, pero nadie duda de que el sector de los medios de comunicación está en un momento de cambio.
Y ese cambio está impulsado precisamente por la transformación en los hábitos de lectores y anunciantes. En cuanto a la publicidad, los estudios de mercado revelan que llevan cayendo desde hace cuatro años de forma continuada. Los ingresos por este concepto en los medios de comunicación escritos de Estados Unidos han sido en el 2009 de 35.900 millones de dólares. Parece mucho, pero ese volumen de negocio palidece si se confronta con las cifras de hace cuatro años: en el 2005, esos ingresos llegaron a 57.300 millones.
Los analistas predicen que ya nunca volverá a ser como entonces, pero, al menos, los vaticinios encierran un dato menos malo: la cifra del 2009 será el fondo del precipicio y a partir de este año los ingresos volverán a crecer de nuevo.
La caída del volumen publicitario ha ido pareja al desplome en la circulación de ejemplares: en la última oleada medida, la que va de marzo a septiembre del 2009, el descenso de difusión de los diarios se concretó en un 10,6% en relación al mismo período del año 2008, doblando el ritmo del desplome, que había sido en aquella oleada del -4,6%.
La caída de circulación, unida al descenso de los ingresos publicitarios, ha sido la causa de la desaparición de esas 142 cabeceras y de la difícil situación por la que están atravesando todos los medios impresos en Estados Unidos. Este panorama ha tenido un efecto devastador en las redacciones, donde se calcula que más de 15.000 periodistas se han quedado sin trabajo a lo largo del año pasado.


http://www.lavozdegalicia.com/sociedad/2010/01/03/0003_8204199.htm