martes, 16 de diciembre de 2008

Los EXCESIVOS cargos semanales asfixian a los kioskos (1ª parte)

Lo veníamos advirtiendo desde hace tiempo, desde hace mucho tiempo. Cada vez es más evidente e insoportable la situación que padecemos los quioscos en relación con los cargos semanales. Están ahogando la economía del punto de venta.
La crisis económica, es evidente, está haciendo descender las ventas. Ello, de por sí, es negativo para todos, pero es que además algunos distribuidores cargan todas (insistimos, “todas”) las publicaciones con cargos semanales. Da lo mismo que sean publicaciones de periodicidad quincenal, mensual, trimestral o anual, sistemáticamente lo cargan todo a la semana, con lo que la tesorería del quiosco se ve seriamente afectada.
No hay que ser un experto en ciencias económicas o empresariales para entender que si la mercancía que se tiene que vender durante todo un mes se carga a la semana nunca se llegan a obtener beneficios para cubrir los gastos generales del negocio. En los ámbitos comerciales habituales los plazos son de 30, 60 y 90 días. Aquí no, aquí son a la semana.En cualquier otro sector se habla permanentemente de que en época de crisis hay que aunar esfuerzos y luchar juntos con la adversidad. Sin embargo, en la venta de prensa y revistas se ve que algunos distribuidores no han entendido al completo este razonamiento, porque lo solucionan todo con cargos “instantáneos”, subidas “a dedo” de los servicios-portes-trabajos auxiliares y reducción de rutas para ahorrar costes. Se ofrece un mal servicio en las reclamaciones y para colmo se reduce en un 5% la comisión que se venía aplicando desde 1972, que ahora está obsoleta y con un criterio muy extraño para los puntos de venta.
¡Buena fórmula para combatir el actual descenso de ventas!. Primero yo —piensan—, y el venga después que espere.
La reacción en las últimas semanas por parte de los vendedores no se ha hecho esperar. Llamadas y quejas sobre el mal servicio, sobre los cargos instantáneos y sobre la tardanza en las reclamaciones enviadas. Porque, y eso es otra, los quioscos tenemos 15 días para reclamar, y si se nos pasa “caduca” la reclamación. Este aspecto ha sido el más reclamado en el último mes.
Los editores, por si no lo saben, tienen un grave problema con los distribuidores de este calibre, que ajenos a la opción de tomar medidas de incentivo y facilidad comercial, ven como las ventas descienden mes a mes, echándole la culpa de todo a la crisis que vivimos. ¿No será que cada vez hay más puntos de venta que realizan las devoluciones antes de tiempo y con ello la posibilidad de ventas desaparece?
Señores editores, ustedes deben de analizar la situación actual y sacar conclusiones positivas, conclusiones que favorezcan al sector. Al igual que piden sondeos, informes, estadísticas y otro tipo de datos —que a veces son innecesarios— soliciten también otra información, como por ejemplo preguntar a la red de ventas, ¿están contentos con el distribuidor?, ¿los cargos son demasiado agresivos?, ¿se devuelven anticipadamente las revistas? A este tipo de preguntas pueden añadir, si lo estiman oportuno, otras similares y que vayan a la raíz del problema. Seguro que se llevan más de una sorpresa.
En resumen, tomen medidas y tómenlas ya, que la situación es crítica. Se lo aseguramos.
elkiosco.info[martes 16 de diciembre de 2008]