martes, 19 de junio de 2007

los cines se plantan ante una norma "PRECONSTITUCIONAL"

El 93% de las salas secunda el paro contra el anteproyecto de la ley del Cine

Actualizado lunes 18/06/2007 19:47 (CET)

EFE
MADRID.- Un 93% de las salas de cine, en total 3.770, han secundado este lunes el cierre patronal convocado por la Federación de Cines de España (FECE) que se opone así a la Ley de Cine que tramita el Gobierno y que les obliga con una cuota de pantalla a proyectar una película española o europea de cada cuatro exhibidas.
Los exhibidores piden "la supresión de la cuota de pantalla -obligación de programar un determinado número de filmes españoles- o una serie de contraprestaciones fiscales o de otro tipo a cambio de lo que ésta supone, y que se reconozca que una sala en la que se proyecta cine español es una sala abierta y vacía, lo que supone una gran pérdida", según comunicó FECE el pasado jueves.
Junto a este paro, que tiene como único precedente el cierre de salas en 1993 con motivo de la tramitación de la ley del Cine vigente, FECE ha iniciado una ronda de encuentros con los principales partidos políticos -ya se ha visto con PP, CIU, BNG e IU, y espera en breve hacerlo con PSOE y el resto- para trasladar la posición del sector y que se tengan en cuenta algunas de sus "demandas históricas".
Madrid (95%), Andalucía (95%) y Cataluña (90%) son las Comunidades donde el seguimiento del cierre ha sido mayoritario y les siguen Galicia, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Baleares con un 88%. Esto supone, según estimaciones de la FECE -que controla un 90% de las salas- unas pérdidas de un millón de euros.
Paralelamente el sector de salas de cine, a través de la Federación de Cines de España, continúa una ronda de contactos con todos los partidos políticos para trasladar la posición del sector a los miembros de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados, entre otros.
No han seguido el paro los cines del grupo Verdi o Golem, ni las salas que engloba la compañía Altafilms, como los cines Renoir, en total unas 100 salas, porque con esta cuota de pantalla, "la inclusión del cine europeo, y no sólo del español, amplió el número y la variedad de películas susceptibles de cubrir cuota, lo que facilitó en gran medida su cumplimiento", según un comunicado de Altafims.
Para la FECE, "las películas que se hacen en España interesan muy poco a la gente", ya que, según sus propios datos, "la cuota de pantalla para el cine español en lo que va de año es del 5%", o sea, que de cada 100 espectadores, sólo cinco ven cine español.
Sólo hay otro precedente de cierre patronal de salas de cine, se produjo el 20 de diciembre de 1993, cuando en España sólo había 1.800 cines, en contra de un real decreto con medidas urgentes para el cine, que reducían las licencias de doblaje y establecía una cuota de pantalla que obligaba a poner cine europeo un total de cuatro meses al año.
La ministra de Cultura, Carmen Calvo, ha declarado recientemente que retirar la cuota de pantalla "sería una contradicción insostenible desde el punto de vista de la racionalidad, ya que esta ley se hace para mejorar el cine de nuestro país".
Esta medida, "anterior a la democracia", "obliga a proyectar cine español y se parece a otro tipo de medidas europeas, donde cada país impulsa su propio cine".
P.D. ¿A alguien le suena esto de norma preconstitucional?¿Que pasaría si los vendedores de prensa actuasemos de la misma manera?.

1 comentario:

passatemps dijo...

En España hay muchos acostumbrados a la sopa boba, y que viven del esfuerzo de los demás. En la mayoría de sectores, en el cual no se incluye el nuestro, quien no produce calidad desaparece. Parece que el cine es como nuestro gremio, las productoras como las editoriales viven de subvenciones y obligan a ejemmm, empresarios a exhibir y vender su producto, si ello es posible, aunque ello suponga su ruina.
Que Dios nos coja confesados.
Un saludo