jueves, 20 de septiembre de 2007

Un coleccionable recupera los libros escolares de la República

ANNA ABELLA
BARCELONA
Un coleccionable recupera los libros escolares de la República

Els llibres de la nostra escola no es solo el título de un nuevo coleccionable de quiosco, que hoy mismo sale a la venta, sino la nueva fórmula por la que la editorial Ara Llibres apuesta de forma decidida. La Enciclopèdia escolar catalana, de 1931, es el volumen de la primera entrega de esta colección semanal de 51 manuales escolares de la escuela catalana anterior al franquismo. El objetivo de esta iniciativa ha sido "recoger lo mejor del gran fondo bibliográfico catalán desde finales del XIX a la dictadura, haciendo especial énfasis en los años 30 y de la República", según explicó ayer el editor de la nueva Ara, Ernest Folch, en la presentación en la Biblioteca de Catalunya.Libros de gramática, aritmética, historia y geografía, manuales de buen comportamiento e incluso reivindicativos como el Auca del noi català, antifeixista i humà, editado por el Comissariat de Propaganda de la Generalitat en 1937, forman una colección que intenta reivindicar sobre todo la escuela republicana recuperando, según el editor, "una forma de enseñar y editar libros que promovía un modelo de libertad individual avanzada a su tiempo". Aun sin ser facsímiles, sí son copias muy fieles de los originales, en los que participaron pedagogos y escritores como Rosa Sensat, Lola Anglada, Àngel Guimerà y Joan Maragall e ilustradores como Josep Obiols.La iniciativa ha contado con la colaboración de la Biblioteca de Catalunya, cuya directora, Dolors Lamarca, explicó ayer la voluntad de dar difusión al fondo del centro, al cual pertenecen los títulos escogidos; una selección para la que se ha contado con el asesoramiento del catedrático en Historia de la Educación Josep González-Agàpito. Folch reconoció el riesgo que supone emprender el que será el primer lanzamiento en quioscos de Ara Llibres, al que seguirán otros, pero se mostró firmemente convencido, por una parte, de que las librerías no pueden absorber el crecimiento actual de la industria editorial catalana y que hay que encontrar nuevos canales siempre apostando por productos "ganadores", y, por otra, que su editorial no será la única en seguir esa vía.PROMOCIÓN INICIALLa colección, que también podrá adquirirse en librerías y será divulgada con una ambiciosa campaña televisiva de 135.000 euros, llega intencionadamente, según Folch, después del alud de nuevas colecciones que inundan los quioscos desde hace unas tres semanas, para hacerse más visible entre el público como novedad. Habrá dos entregas promocionales --la primera a 2,95 euros y con una tirada de 35.000 ejemplares; y la segunda, con dos libros, a 7,95, y una tirada de 20.000--; luego se mantendrá un precio fijo de 7,95 euros cada libro, aunque también existe una oferta de suscripción."Pequeñas joyas y objetos de regalo" que provocan nostalgia, como los definió Lamarca, que usan un lenguaje tan actual que incluso explican, como el primer volumen de la colección, que "Catalunya votó un Estatut en el que quedó condensado su programa de autonomía".