martes, 25 de agosto de 2009

Cuando el Diablo no tiene que hacer, espanta moscas con el rabo

Parece ser que, al igual que a los toros de lidia, como no hemos caido con la estocada, nos pretenden dar la puntilla definitiva, y eso que llevamos ya soportadas unas cuantas banderillas negras.
Copio y pego de la pagina de ADI.
Un saludo y que Dios reparta suerte.


¿Soborno a los medios? Zapatero estudia ayudas directas

Hemos encontrado un artículo publicado en el portal digital hispanidad.com en el que afirman que el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero estaría preparando un plan de ayudas a la prensa para rescatar de la crisis a grandes diarios como El Mundo, ABC, o La Razón, y ya de paso ganarse un poco más unos medios que, bien es sabido, no comparten su ideología.Fijaros que ninguna de las ayudas propuestas benefician al vendedor o al resto de la cadena comercial del sector, todo se concreta en reducciones fiscales al IVA de la publicidad y, ojo al parche, comprar directamente a la editorial miles de ejemplares para ser regalados entre los organismos públicos, a nuestro entender un auténtico disparete que además perjudicaría gravemente al canal de venta. Dado su interés, en el interior reproducimos íntegramente el artículo.
ZP prepara un plan de ayudas a la prensaCon ello, pretende ganarse políticamente al oligopolio de editores. Los grandes diarios están quebrados, con unas proyecciones de publicidad para 2010 del -33%. El oligopolio quiere ayudas directas, compras masivas de ejemplares. Otra medida podría ser la rebaja del IVA por publicidadDesvelo profundo. Eso es lo que siente el Gobierno Zapatero, y en especial la vicepresidenta primera del Gobierno, doña Teresa Fernández de la Vega, por la dificultades económicas que atraviesa la prensa, especialmente la prensa nacional, es decir, la del oligopolio del multimedia: Prisa, Vocento, Unedisa, Planeta y Godó, principalmente. En otras palabras, se está pensando en la prensa nacional, la que tiene influencia política nacional, no en la local. Se está pensando en comprar a esa prensa para que no sea especialmente crítica con Zapatero. Recordemos que el Gobierno controla la televisión, pero la prensa, salvo El País, Público y, ahora, La Vanguardia (El Periódico cada día pinta menos) no le apoya. El Mundo, ABC y La Razón tiran hacia el PP.Al mismo tiempo, todos los periódicos están quebrados La patronal AEDE, presidida por la aragonesa Pilar Yarza y controlada en parte por José Manuel Vargas, consejero de Vocento, (Fernando Yarza, sobrino de doña Pilar, figura en Taller de Editores) tratan de salvar a un sector que no sólo está en quiebra sino que atraviesa una crisis publicitaria de importancia.Sí en 2009 la publicidad en prensa cayó un 33%, la previsión para 2010 es de otro 33% sobre el 33% anterior. Hablamos, pues, de un sector en quiebra.Quizás por ello, entre las medidas que baraja para el otoño la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, económica, que se reserva para sí las relaciones con los medios, está la de reducir el IVA. Ojo, no el IVA de los periódicos (4%) sino el de la publicidad en prensa, otro favor político como el de la supresión de la publicidad en RTVE o la que pusiera en práctica Felipe González: suprimir la publicidad exterior en las carreteras por razones de seguridad vial.El IVA no puede ser más reducido en prensa pero la publicidad soporta un 16%. Si se reduce ese gravamen la repercusión directa sería el abaratamiento de tarifas, por lo que las inserciones publicitarias aumentarían. De esta forma, se privilegiará a una actividad estratégica para la convivencia como es la publicidad. O así, que dijo un vasco.Otras posibles medidas son el apoyo al capital circulante y, la más deseada por El País, El Mundo y Vocento: que se regalen miles de ejemplares en organismos y empresas públicas. Por ejemplo, en Renfe, por ejemplo en escuelas y hospitales (esto ya se hace pero las competencia están trasferidas a las CCAA) y siga usted contando. El problema claro, es que lo que se regala no se valora.La próxima semana, la AEDE será convocada en Moncloa para concretar las medidas de ayuda, que se aplicarían a partir de otoño.Al final, se oscila entre el modelo Sarkozy de ayudas directas a la prensa o el modelo Obama de desgravaciones fiscales. En cualquier caso, resucitar a un paciente agónico. Con ello, De la Vega pretende, al igual que ha hecho con el reparto oligopolístico de licencias de TVE, ganar a los multimedias solucionándoles, con cargo al erario público, su problema con el soporte papel. Ni qué decir tiene que hablamos de parches, pero es que tampoco se pretende otra cosa que ganar un apoyo espurio y temporal.Con todo, el problema de fondo no se arregla con ayudas a la prensa para que pueda sobrevivir unos años más y no sea demasiado acre con el Gobierno. El problema es que la prensa cada vez influye menos, salvo en la llamada opinión pública. La influencia del lenguaje escrito se está trasfiriendo a Internet, que funciona con una estructura de gastos muy inferior. Pero se trata de mantener vivo al agonizante. Y de crear una prensa respetuosa con el Gobierno, es decir, adicta. Y para eso sí que sirven las ayudas.Artículo publicado por Eulogio López, en el portal hispanidad.com