jueves, 24 de enero de 2008

"Trabajaré para cambiar la ley que regula a los quiosqueros" ( Antonio Sande)



Las ganas por mejorar las condiciones de los vendedores de prensa llevaron a Antonio Sande, hace seis años, a la presidencia de la asociación que reúne a los quiosqueros de todo el país. Ahora se enfrenta a un nuevo mandato con intenciones de cambio.REPORTAJE DE áNGELES DOBAO
El coruñés Antonio Sande ha sido reelegido, recientemente, como presidente de la Confederación Nacional de Agentes de la Difusión de la Prensa y la Edición, Conadipe, un cargo que lleva desempeñando desde hace seis años en dos legislaturas anteriores.
La defensa de los intereses de los vendedores de prensa, entre los que se incluyen los quiosqueros, o la "pelea por la profesión, por lo que como vendedores hacemos cada día", ha centrado y centrará su tarea al frente de la confederación.
Una labor que se enfocará, en gran medida, en luchar por cambiar la ley que regula al sector de la distribución de prensa. Una norma del año 72 cuya transformación "es una de las reivindicaciones más antiguas entre los quiosqueros". "No podemos seguirnos regulandonos por una ley preconstitucional, que se está adaptando a los tiempos por usos y costumbre" comenta, al tiempo que defiende la adopción de medidas que se dirijan a aumentar la igualdad entre negocios de diferentes ciudades.
"La ley que nos regula todavía hace diferencias entre las tasas a pagar a los distribuidores entre localidades", asegura. Es decir, que los quiosqueros de ciudades de más de 500.000 habitantes, tienen beneficios frente a las de localidades pequeñas. Cuestiones que hacen difícil mantener un negocio que vive momentos bajos.
"No son los mejores tiempos para nosotros", dice, "a los elevados gastos que nos imponente los distribuidores se une la crisis". El descenso en las ventas de periódicos, la proliferación de los gratuitos y "la disminución de poder adquisitivo" reduce el número de clientes. "La gente se lo piensa más antes de pagar un euro diario por un periódico", concluye.
Es verdad que los productos han cambiado y que junto a periódicos, los quioscos reúnen una mercancía más diversificada, más revistas y fascículos. "Los coleccionables, que cada vez aumentan y se renuevan para sorprender al público, suponen una parte importante de nuestros ingresos", asegura y considera que, junto a las promociones de los diarios son el sustento de los vendedores.
Pero aún así, Sande es conscientes de las diferencias de los puntos de venta de prensa respecto a otros negocios. "Nosotros tenemos poco margen para competir, tenemos los precios establecidos por el editor. Los productos y los precios son los mismos en todos los quioscos", afirma.
Consenso en el sector > Desde el cargo que ostenta pretenderá seguir haciendo presión para mejorar las condiciones. Una insistencia que "el año pasado estuvo a punto de conseguir que el Gobierno renovase nuestra regulación". Finalmente no pudo ser, como comenta Antonio Sande, porque desde el Ministerio de Industria solo se aceptaba un acuerdo entre las partes interesadas que junto a los quiosqueros son los editores y los distribuidores, difícil de lograr. "No quieren ser intervencionistas ni imponer cambios", asegura.
Un Gobierno que, según el presidente de Conadipe, les ha perjudicado con la aplicación de la Ley Antitabaco. "Nosotros los que tenemos el punto de venta a pie de calle podemos seguir vendiendo (en máquinas), pero los que tienen sus negocios en locales no, se dan oportunidades diferentes a integrantes del mismo sector", afirma, al tiempo que asegura que se han perdido muchos clientes desde que la norma entró en vigor.
Información elaborada a partir de fuentes propias, Agencia Efe, Europa Press y Agencia Gallega de Noticias