jueves, 3 de enero de 2008

Adiós 2007, adiós



Adiós 2007,adiós.
Balance.
Hay un dicho de muchos años que reza, "entre todos la mataron pero ella sola se murió". Todas las partes de este sector de las publicaciones escritas han participado a que la situación se encuentre donde está, ni crisis hipotecaria, ni tipos de interés ni leches en vinagre. Todos y cada uno de los que componen la edición, distribución y punto de venta se han cargado la gallina de los huevos de oro. Los editores tratando de exprimir al máximo la rentabilidad al poner en Internet y otros medios lo mismo que en el papel, para morirse. Por otro lado intentan suscripciones para desviar del canal tradicional, y lógico, la adquisición del producto, de muerte. Por si fuera poco la calidad y el servicio de reposiciones y aumentos data de los años 70. Coronando todo esto, esta la falta de respeto a la red de ventas. Los distribuidores a su vez exprimen al punto de venta con cargos instantáneos, reposiciones lentas, aumentos de servicio que cuando llegan no son necesarios y por último lo mas chistoso de todo, portes por servicios cada vez mas tercermundistas,la calidad del servicio se entiende, ahora subir si que suben cada año. Y están los vendedores que si hubiesen sido profesionales hace años hubieran encauzado mejor las cosas y todo iría mejor. La opinión de la calle mata todo estudio o valoración de mercado que se precie, y el día que se utilice este medio empezarán a cambiar las cosas. Así pues 2007 es un año trágico para el sector que lo va a tener muy crudo para remontar en el 2008, pero todos, absolutamente todos los de la cadena han contribuido a la "masacre". Feliz 2008.