domingo, 25 de enero de 2009

«La intervención del Estado puede ser la solución»


Pierre Rousselin, director adjunto del diario Le Figaro, constató ayer la satisfacción general por las medidas anunciadas por Nicolas Sarkozy. Inevitable tema de conversación, había, sin embargo, algunas dudas en la redacción del periódico, desde donde respondió a las preguntas de La Voz de Galicia.
-¿Cómo han recibido el plan de salvamento de la prensa lanzado por el presidente de la República?
-Estamos muy satisfechos por el tono y por las decisiones. En el fondo no son medidas que nos suenen a nuevo porque son fruto del trabajo de varias semanas y que hemos seguido muy de cerca. Por eso, en general no podemos decir que hayan sido una sorpresa.
-¿Es todo positivo, no hay ninguna pega?
-Hay una medida que está dando mucho que hablar porque no nos ha gustado nada y ha provocado bastante indignación en la dirección y la redacción del periódico: el anuncio de que los quioscos podrán colocar puestos con los diarios gratuitos. Para nosotros, que somos un periódico de pago, es simplemente una medida absurda.
-¿Es exportable la receta de Sarkozy al resto del mundo?
-Hay una crisis tremenda en la prensa mundial, no es algo nuevo. Lo urgente es hacer algo y puede que la intervención del Estado sea el camino para encontrar una vía de solución.
-¿Está de acuerdo con la regulación propuesta para la información en Internet?
-La creación del editor en línea con todas sus responsabilidades es importante para que la credibilidad se mantenga. No estamos tan de acuerdo con la limitación a 24 horas de los derechos de autor para los contenidos publicados en línea, no nos conviene. Es un tema muy complejo y ya veremos cómo queda al final, igual que el código deontológico que tiene que elaborar la comisión de sabios.
-¿Y esa relación amor-odio de Sarkozy con los medios de comunicación?
-Siempre ha sido así, es la eterna historia de los presidentes de la República.