jueves, 24 de abril de 2008

La Asociación de Vendedores de Prensa de la Rioja se integra en Comercio Unido

La Asociación Profesional de Vendedores de Prensa de La Rioja ha quedado incluida en el colectivo de Comercio Unido de La Rioja con lo que la entidad comercial «se ha convertido en una asociación especialista en el pequeño comercio», afirmó su presidente, Miguel Rosel. Así, la mayor asociación comercial de La Rioja cuenta, gracias a esta nueva incorporación, con 1.203 asociados, que apuestan por la «unidad, la defensa y la mejora de la estructura comercial».El anuncio de la integración de la Asociación Profesional de Vendedores de la Prensa fue escenificado por el responsable de CUR en la Casa de los Periodistas de La Rioja. Acompañaron a Rosel el propio presidente de la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa, Enrique Oyaga, y el concejal de Comercio del Ayuntamiento de Logroño, Carmelo Cabezón.Rosel comentó que tras la incorporación de la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa al CUR «nos hemos convertido en una asociación integradora y desde donde vamos a dar más consistencia a lo que es una ciudad entretenida, una ciudad más dispuesta a dar un servicio excelente y también comprometida con el pequeño comerciante, que es nuestro lema».Por su parte, Oyaga manifestó que la idea de pertenecer a CUR le parecía «interesante» por la serie de actividades que realizan dirigidas al ciudadano logroñés. En este sentido, el presidente de la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa añadió que «siempre estamos intentando modernizarnos y ampliar ese servicio al público». En concreto, habló de ampliar los horarios que el comercio normal no cubre, porque «abrimos demasiado pronto y cerramos demasiado tarde».Por último, Carmelo Cabezón valoró positivamente el hecho de que una asociación como la de Vendedores de Prensa se haya incorporado a CUR, «una asociación integradora». Destacó el edil que desde que se hizo cargo de la Concejalía de Comercio está «más a favor de la política de la unificación del sector y no de la de segregación».