lunes, 16 de julio de 2007

Entrevista en LA RAZÓN al Presidente de la AVPPM

Enrique Fernández / Presidente de la AVPPM
«Los quiosqueros queremos vender entradas, pañuelos y hasta teles»
«Tenemos un proyecto para entregar lo que se compre en internet»
Nuria Platón Madrid- Desde su quiosco de la calle Conde de Peñalver, en el madrileño Barrio de Salamanca, Enrique Fernández Marqués ha visto como la prensa pierde adeptos. Entre los periódicos gratuitos e internet, el futuro de los quiosqueros está plagado de nubes negras. Por eso, en la Asociación de Vendedores Profesionales de Prensa de Madrid (AVPPM), de la que es presidente desde hace dos años, se han remangado y metido en faena para sacar del pozo al sector. –¿Cuáles son las medidas que deben tomar para asegurar el futuro de los quiosqueros? –Para que el quiosco siga teniendo vida tiene que evolucionar tanto a nivel tecnológico como a nivel de venta de productos. Tenemos que diversificar los productos que vendemos, pero la ordenanza municipal que nos regula, nos limita a prensa, revistas y poco más. El Ayuntamiento tiene buena disposición, porque el quiosco vertebra los barrios, hace ciudad y eso hay que mantenerlo. –¿Y los problemas de espacio? –No nos inventamos nada raro porque, ¿qué estamos entregando en los quioscos? lo último en cuchillos y hemos entregado televisiones. Vemos que el quiosco tiene capacidad para vender una gran variedad de productos. Hay un problema de espacio, pero con una buena logística, como la que ha desarrollado LA RAZÓN, no tenemos problemas para atender perfectamente a nuestros clientes. –¿Qué productos serían? –Pensamos que el quiosco puede vender artículos de necesidad inmediata como agua, refrescos o pañuelos de papel, todo ese tipo de artículos que el ciudadano demanda con una necesidad urgente. Creo que siempre hay que poner el ejemplo de las gasolineras, que antes sólo vendían gasolina y ahora hay algunas que creo que ganan más dinero con la tienda que con la propia gasolina. –Se ha hablado incluso de venta de entradas en los quioscos. –Tengo un productor de teatro que está como loco por ver cuándo lo hacemos, para que la gente tenga acceso a entradas de teatro en 200 puntos de Madrid. También queremos montar, e incluso tenemos una oferta de financiación del Imade, una plataforma de comercio digital, cuya entrega se haga en los quioscos de prensa, para todos los que recelan de comprar cosas por internet que puedan recogerlas a la vuelta de la esquina. De momento, tenemos un reto importante que es el metrobús y en breve, como prometió Esperanza Aguirre, el abono transporte cuando sea recargable. –¿El aumento de población y los nuevos desarrollos urbanísticos no les han beneficiado? –Desgraciadamente los datos que tenemos es que los PAUs no tienen gente suficiente para mantener un quiosco. Además, como son muy dormitorio, sólo funcionaría los fines de semana y no es suficiente. –¿La ampliación del catálogo de productos mejorará la venta de prensa? –España no ha sido un país de gran número de lectores, comparado con Europa. Al lector que no es de calidad le da igual leer un gratuito. Aparte, los jóvenes no usan el periódico y estamos creando generaciones que no pagan por leer uno. Después está internet, por eso es difícil que una persona que ahora tiene 20 años y utiliza este medio para satisfacer sus necesidades de información, es difícil que luego pague por prensa de calidad. No me voy a meter con la competencia, yo creo firmemente en las posibilidades del quiosco de Madrid, si no nos limitan. Lo único que pido es que nos dejen competir.