martes, 8 de noviembre de 2011

Noches alegres.............................

mañanas tristes, dice el refrán.
Cada vez soy mas consciente del ostracismo al que esta sometido la red de ventas y de que los editores nos consideran prescindibles o innecesarios en sus proyectos de futuro.
Estamos necesariamente abocados, si queremos subsistir, a una completa reforma estructural de nuestras lineas de negocio, buscando nuevos proveedores, productos e ingresos.
Lo que supondrá perder nuestra identidad tradicional y la esencia de nuestros negocios.
Por ello y como hasta ahora nadie, ni editores, ni distribuidores , ni políticos, nos han prestado la suficiente atención -en parte es culpa nuestra pues la industria sigue funcionando como si no pasara nada- propongo que el día 21 de Noviembre de 2011 nos retrasemos en abrir nuestros negocios ( por lo menos un par de horas) para demostrar que nuestro sacrificado esfuerzo y nuestro silencioso trabajo tienen que ser necesariamente valorado de una manera mucho mas justa.
Es vital revisar y reajustar las condiciones y los procedimientos existentes y eso solo podemos hacerlo si ponemos todo nuestro empeño en conseguirlo.
Meditadlo, convenceros y regalaros un par de horas de sueño.
El mundo no se parará, pero pueden mejorar mucho nuestras vidas con este simple gesto.