domingo, 12 de septiembre de 2010

No todos los editores apuestan por el punto de venta


Ahora que estamos inmersos en la venta de los coleccionables conviene hacer una reflexión -importante a mi modo de ver- sobre las dos formas que las empresas editoras emplean en la distribución de estos productos en los quioscos.

Como muchos de vosotros ya sabréis, en su día se llegó a un acuerdo a nivel nacional entre los vendedores de prensa y la editorial Planeta deAgostini, al que posteriormente se sumó Altaya. Este acuerdo contempla una nueva forma que garantiza la distribución de los coleccionables a través de los puntos de venta y a su vez permite que el cliente se beneficie de las ventajas de los regalos exclusivos que la promoción ofrece a través de las suscripciones.

Este proceso se llamó “RESERVA GARANTIZADA” y así se indica en los cartones de los coleccionables de Planeta deAgostini y Altaya. Las otras editoriales de este tipo de productos no lo contemplan.



El sistema garantiza la recepción de las entregas en el punto de venta elegido, pudiendo anular el servicio en cualquier momento previa comunicación y sin coste alguno. Para ello el cliente sólo tiene que rellenar el cupón preparado al efecto y entregarlo en su punto de venta. Posteriormente recibe los ejemplares de la colección a su nombre junto al regalo exclusivo publicitado en la suscripción.

La reserva garantizada constituye un sistema de distribución que apuesta claramente por el quiosco como cauce natural y tradicional de contacto comercial entre el editor y el cliente. Por ello, vuelvo a aplaudir y reconocer el esfuerzo de Planeta deAgostini y de Altaya en el acuerdo suscrito en su día, y por el contrario criticar al resto de editoriales que, en este aspecto, han dejado de lado al quiosco de venta de prensa.

Y dicho todo lo cual, también me gustaría hacer una reflexión no tanto como presidenta sino como quiosquera, que al igual que el resto de mis compañeros está al pie del cañón en el quiosco y sufro como todos los rigores y problemas de esta profesión. No tengo ningún interés en asumir que mi quiosco venda números uno de coleccionables de empresas editoras que no utilizan el sistema “reserva garantizada” y que no cuentan con el quiosco como cauce de distribución para las suscripciones con regalos exclusivos. El motivo es que no me gusta que me utilicen de plataforma de difusión y enganche con estos números uno, para que posteriormente el potencial cliente opte por la suscripción con regalo y ya no vuelva a acudir al quiosco.

Al igual que otros comerciantes de otros sectores tengo claro cuales son los productos de mi negocio que me resultan más rentables y que apuestan más por reconocer mi esfuerzo como vendedora.

Como en cualquier ámbito de la vida, uno tiende a cooperar más cuando recíprocamente comprueba un mismo interés. El quiosco de venta de prensa no es, como muchos editores pudieran pensar, una simple terminal de entrega de sus productos. Es un punto de venta que distribuye, informa, contacta y finalmente vende a un cliente muchas veces conocido y habitual. El marketing de muchas empresas de nuestro sector se olvida fácilmente de este aspecto tan importante. Es una pena.

Ana Valle

elkiosco.info
[lunes 13 de septiembre de 2010]

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno...la reserva garantizada como todo no son ventajas, hay que procurar no dar el telefono ni direccion del cliente o inventartelos, sino planeta los llamaria y les propondria una oferta mas ventajosa y... adios cliente, no se, yo siempre lo hago asi y de momento los clientes han terminado las colecciones y no han sido "molestados", un saludo

juanromerocruz dijo...

Otras de las limitaciones que tiene este sistema es que no se hacen cargo la editorial de los numeros que ya se hayan publicado hasta el momento en que el cliente se apunta y te remiten al distribuidor de tu zona y teniendo en cuenta lo mal que funciona te las ves y te las deseas para poder atender al cliente.

Por otra parte es lo unico que funciona en este negocio.

Ya tendrian que ir pensado en crear una especie de franquicia solo y exclucivamente para los fasciculos coleccionables, con unos puntos de venta especificos. Con esto creo que se podria recuperar este negocio que por culpa de ellos ha caido estrepidosamente