miércoles, 7 de julio de 2010

La suerte cambia de manos

123 bares, tiendas y estancos venderán a partir de mañana boletos de Lotería Nacional.


Al décimo de lotería de toda la vida le va a salir un serio competidor a partir de las 9.00 horas de mañana. Su valor será el mismo, pero la forma, muy distinta. Los recibos, similares a los de la quiniela o la primitiva, pueden comprarse a partir de este lunes en los 123 establecimientos de la provincia que conforman la denominada red complementaria, es decir, quioscos, estancos, tiendas y bares que disponen de un terminal electrónico para validar las apuestas. Los nuevos repartidores de suerte se suman a la red principal de cuarenta administraciones de lotería, que, eso sí, mantienen en exclusiva la venta del décimo de toda la vida.
Los receptores mixtos, que así se llaman los citados puntos de venta, podían distribuir y pagar hasta ahora todos los juegos que comercializa la Organización Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (Onlae) salvo la Lotería Nacional. «Era una reivindicación histórica desde hace más de veinte años», justifica el portavoz vallisoletano de la federación nacional del sector (Fenamix), quien destaca que desde mañana van a «acercar la lotería nacional a los clientes que acuden a jugar» a sus establecimientos porque están cerca de sus casas.
Los comerciantes, que siguen manteniendo la obligación de tener una actividad principal, ofrecerán los números «a la carta» a sus clientes dentro de la disponibilidad de su terminal, conectado en línea con los otros 6.500 puntos de venta de la red complementaria existentes en toda España y las 4.000 administraciones de lotería -también disponen del sistema-.
Sin series completas
«El usuario puede elegir el número que quiera, la terminación e, incluso, algunos números intermedios» y recibirá el boleto electrónico, que incorpora un código de barras, por el mismo precio que el décimo, explica el representante de Fenamix y propietario de un punto de venta en la plaza de Vadillos.
Pero el nuevo sistema tiene un incoveniente: «No podemos vender series completas como las administraciones», aclara Galindo. Estas últimas mantiene este 'privilegio', de gran utilidad, sobre todo, en los sorteos de Navidad y del Niño. Los receptores mixtos pueden vender en el acto hasta un máximo de diez boletos del mismo número siempre que esté disponible.
«Estamos especializados en la venta de lotería porque llevamos toda la vida explicando los juegos a la gente», destaca el portavoz de un sector que nació hace medio siglo como Patronato de Apuestas Mutuas Deportivas y Benéficas y que se regulaba hasta la entrada en vigor de la nueva legislación -una disposición adicional de este año- por un decreto dictado nada menos que en 1956. «Hasta el cambio teníamos contratos casi de palabra y ahora vamos a pasar a tener contratos administrativos en condiciones para regular el sector, de forma que podemos, incluso, transmitir su titularidad a terceras personas», resume el propio Fernando Galindo.
Protestas de los loteros
El cambio de normativa, por supuesto, no ha sentado precisamente bien entre los loteros tradicionales, que llegaron a convocar una huelga parcial el pasado martes. Fuentes de Onlae destacan que su seguimiento apenas alcanzó al 1% de las administraciones en la provincia. Los loteros, aún así, sí muestran a las claras su enfado con el reparto de un pastel que hasta ahora tenían en exclusiva: «Nosotros teníamos un contrato en exclusividad para vender un producto como la lotería con la contrapartida de que no podíamos comercializar nada más, algo que sí pueden hacer los receptores mixtos al tener otra actividad principal», lamenta un empresario del sector de la capital.
La competencia comenzará a ponerse en juego desde mañana. «Está por ver si los clientes van a preferir el recibo al décimo tradicional», advierten los loteros consultados.
Abiertos los domingos
Pero los nuevos puntos de venta juegan con una ventaja, como son sus horarios ininterrumpidos frente a los comerciales de las administraciones. «Los terminales de los receptores mixtos siempre están operativos, incluso domingos, mientras sus locales estén abiertos», reconocen fuentes de Onlae.
El Gobierno busca con la apertura del negocio impulsar los sorteos semanales de jueves y sábado, cuyas ventas habían disminuido notablemente en los últimos meses. La suerte cambiará de manos mañana y los vallisoletanos podrán tentarla en 143 puntos de venta.

http://www.nortecastilla.es/v/20100704/valladolid/suerte-cambia-manos-20100704.html