viernes, 2 de julio de 2010

Aunque no hay kioscos, las calles sudafricanas están llenas de titulares.











En Johannesburgo no hay kioscos de diarios y revistas.




A diferencia de Buenos Aires, que está superpoblada de puestos donde se puede revisar los titulares del día y comprar los diarios, en la ciudad más populosa de Sudáfrica brillan por su ausencia.




Los principales periódicos y semanarios se venden en las estaciones de servicio, los supermercados y hasta en las librerías, pero no hay comercios destinados únicamente a ofrecer diarios y revistas.




El diarero, ese personaje tan argentino que funciona como un faro para los peatones que preguntan por una calle o quieren saber donde queda la parada de un colectivo, no existe en la principal sede del Mundial de fútbol 2010.




Tan sólo hay algunos puestos del diario The Star en el downtown (el microcentro) de Johannesburgo, a pasos del edificio de su redacción, en los que que sólo venden ese periódico, que cuenta con cuatro ediciones diarias de lunes a domingo.




The Star es también el único que tiene canillitas desperdigados por toda la ciudad, ofreciendo en las esquinas el diario, inclusive hasta altas horas de la noche: a las 22.30 ya se puede comprar la primera edición del diario del día siguiente.




La ausencia de kioscos de diarios y revistas no hace que los medios gráficos pierdan presencia en las calles.




En Sandton como en Soweto, Melrose o Centurion, los principales titulares de cada diario están presentes en todas las principales avenidas de la ciudad.




Cada medio cuelga, todos los días, diferentes afiches con los títulos más fuertes de su edición, sean políticos, policiales, deportivos o de espectáculos.




Tras la eliminación de Sudáfrica del Mundial, uno de esos titulares estaba empapado de optimismo para que no se pierda el fervor: “Los Bafana ya están pensando en 2014”, decía, en referencia a la Copa del Mundo que se disputará en Brasil dentro de cuatro años.




Así es como mientras manejan los automovilistas puede tener un pantallazo de lo que los diarios sudafricanos tienen como principales noticias del día .




En los carteles, el inglés de la mayoría de los periódicos se mezcla con títulos del Beeld que están en Afrikaans, un lenguaje que mezcla el holandés con el alemán, que hablan gran parte de los sudafricanos.




Beeld es el diario más vendido de los cinco escritos en ese dialecto en Sudáfrica; los otros son: Die Burger, Republikein, Volksblad y Fin week.