lunes, 18 de febrero de 2008

El Cartón de la Suerte entusiasma a los lectores


La iniciativa del Cartón de la Suerte de LA NUEVA ESPAÑA, en colaboración con la cadena de supermercados Alimerka, llegó ayer a los quioscos asturianos por segundo año consecutivo y, como en la primera edición, arrasó entre los lectores. Los compradores del diario ya estaban al tanto del inicio del juego, que repartirá hasta 72.000 euros y 240 cheques de compra en las próximas doce semanas. LA NUEVA ESPAÑA publicará cinco números de domingo a viernes con los que el lector podrá ir completando el cartón entregado el domingo. En Oviedo, Gijón, Avilés y las Cuencas fueron cientos de personas las que adquirieron el periódico con la ilusión de optar a uno de los premios en las próximas semanas gracias al Cartón de la Suerte.
OviedoLA NUEVA ESPAÑA entregó ayer de manera gratuita a sus lectores el primer Cartón de la Suerte, en una excepcional promoción que llega por segundo año consecutivo y que repartirá cientos de premios entre los compradores habituales del diario. Los lectores de toda Asturias acogieron ayer con gran entusiasmo la primera entrega del cartón, que a lo largo de doce semanas les permitirá conseguir hasta 72.000 euros y 240 cheques de compra por valor de 100 euros cada uno para consumir en cualquiera de los supermercados de la cadena Alimerka. En esta ocasión, se repartirán 12.000 euros y 40 cheques de compra más que el año pasado. Los lectores deberán guardar los cinco números publicados diariamente para completar el cartón que se entrega los domingos. Se trata de completar las tres líneas superiores del cartón, la inferior o ambas, para optar al dinero o al cheque de compra. En el quiosco de Rosa García, en el Fontán, en Oviedo, todo el mundo se mostraba encantado con sus Cartones de la Suerte. Mercedes Cueto señaló que «me parece estupenda, me encantaría que me tocara. Compraría productos caros y habitualmente necesarios, como el aceite». José C. Álvarez suele comprar el periódico en un céntrico quiosco de Oviedo, y consideró que la propuesta del Cartón de la Suerte es «interesante, si anima a la gente a leer la prensa y encima te toca, estupendo». Álvarez ya tiene pensado lo que hará con el premio si la suerte le favorece. «Si me toca la compra, invitaré a todos mis amigos a una cena; si me toca el dinero, haré un viaje». En el mismo lugar buscaba su Cartón de la Suerte Francisco González, que considera que «el carrito de 100 euros ayudaría con la compra diaria y el dinero en metálico sería un premio extraordinario muy importante. Soy prejubilado y me vendría muy bien». En Gijón los quioscos amanecieron con el interés de los lectores por la promoción de LA NUEVA ESPAÑA y supermercados Alimerka. Ana del Valle, una trabajadora del quiosco «Más», aseguró que algunos clientes le preguntaron el funcionamiento del concurso a lo largo de la mañana, pero que al ser «bastante sencillo» no gastó excesivo tiempo en explicarlo. Cerca de la estación de Feve de la ciudad se encuentra el quiosco de Mari Paz Sutil, donde una vecina de la villa de Jovellanos acudió a última hora de la mañana a por el periódico. «Ya sé como va, lo vi el año pasado y me entretuvo aunque no ganase». El reparto del primer Cartón de la Suerte fue acogido igualmente con expectación en Avilés. Gloria Fernández, responsable de un quiosco en el centro de la ciudad, aseguró ayer que la acogida había sido muy buena por parte de los clientes. «Me parece muy bien la promoción. A ver si hay suerte y me toca este año», aseguró Sandra Álvarez, una lectora que juega al Cartón de la Suerte junto con su madre. «Mi madre recoge a diario los números y yo los completo el fin de semana. La promoción me parece muy entretenida», indicó la joven. En Mieres, miles de personas ya contaban con un Cartón de la Suerte que esperan que sea el ganador. Entre ellos, Nacho Peláez, quien confió en tener «un poco de suerte para por lo menos ganar un cheque de la compra». Mientras, Verónica García opinó que ésta es una promoción «muy atractiva para todos los que somos lectores habituales de LA NUEVA ESPAÑA porque premia la fidelidad». En los quioscos del valle del Nalón, los compradores comprobaban que su periódico llevara el cartón y se deseaban suerte. «A ver si este año tenemos suerte, porque el año pasado tocaron muchos premios por la zona», señalaban Ignacio Cuetos y Fernando Fanjul con sus cartones en la mano mientras paseaban por La Felguera.