jueves, 15 de noviembre de 2007

LOGROÑO, kioskos y bonobuses

La mitad de los quioscos de prensa que hace dos años recargaban el bonobús han dejado de hacerlo y toman su relevo estancos, panaderías y locutorios
A principios del año 2006, Autobuses Logroño renovó el sistema de pago en el transporte urbano de la capital con una nueva tarjeta recargable, que por entonces empezaron a dispensar medio centenar de quioscos de prensa de la ciudad.
A fecha de hoy, sólo la mitad de estos establecimientos siguen recargando y vendiendo bonobuses, mientras que las bajas registradas se han ido cubriendo con nuevos puntos de venta que alcanzan a negocios como tiendas de golosinas, estancos, panaderías, locutorios, Beralán, la distribuidora de prensa que gestiona (mediante convenio con Autobuses Logroño) los puntos de venta y recarga del bonobús, optó por abrir el abanico tras el plante de algunos quiosqueros, a quienes no les salían las cuentas.
Como explica el presidente de la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa de La Rioja, Enrique Oyaga, «la comisión que tiene el quiosquero por la recarga del bonobús es del 1% y, de ese beneficio, el 16% va para Hacienda».
E invita a hacer números con una recarga de diez viajes en el bonobús normal, que cuesta 4,27 euros, y más aún en el de jubilados, a 1,60 euros.55 terminalesDesde Beralán, su director comercial, Francisco Arrese, reconoce que «no se trata de un negocio, porque la comisión es muy pequeña -como en todas las operadoras de España-, pero entendíamos que era un reclamo para nuestros clientes».
Un servicio, añade, que llevaría aparejado «más tráfico de clientela en los quioscos».
De cualquier forma -aclara-, «la comisión es la misma que el primer día y desde el principio planteamos una serie de condiciones a los quiosqueros que aceptó y rechazó quien quiso».
Y aunque lamenta que este servicio no se ciña a los quioscos, como así lo plantearon, entiende que «cada uno es dueño de su establecimiento».
Beralán, por su parte, buscará terminales para la recarga del bonobús donde sean necesarias. Hasta ahora, «el resultado es bastante bueno; de hecho vamos a renovar convenio con Autobuses Logroño», adelantó. En estos momentos existen 55 puntos de recarga del bonobús repartidos por Logroño (la gran mayoría), Lardero, Villamediana y Alberite, a los que se suma el Punto de Información, en Jorge Vigón.